Predictibilidad

Estas notas están extraidos de un libro que considero imprescindible para entender qué es un proyecto ágil. Se trata de “Gestión de proyectos ágil” de Javier Garzas.

La gestión de proyectos dirigida por la planificación se basa en dividir un proyecto en fases y que cada una de estas fases no comience hasta que termine con éxito la anterior. Cada fase intenta predecir lo que pasará en la siguiente.

Cada una de estas fases se realiza una única vez y las fases están claramente diferenciadas (profesionales diferenciados y especializados). Cada fase suele concluir con un entregable que sirve de entrada en la siguiente fase.

La gestión de proyectos predicitiva es típica en disciplinas como la arquitectura.

El problema que nos encontramos en la ingeniería del software es que, a diferencia de la arquitectura, no se puede separar tan claramente las fases de requisitos, diseño y construcción. Y raramente cada una de estas fases se puede hacer de una única vez.

En Software es muy difícil especificar los requisitos en una única y primera fase. Por la complejidad de muchas de las reglas de negocio que automatizamos cuando construimos software, es muy difícil saber qué software se quiere hasta que se trabaja en la implementación y se ven las primeras versiones o prototipos.

También es muy difícil documentar de una única vez, a la primera. Es casi imposible cerrar un diseño para pasarlo a la programación sin tener que modificarlo posteriormente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *